Como sabéis, el mes de mayo es el mes de la Virgen. En este año, especialmente dedicado a los sacerdotes, os invitamos a rezar a nuestra Madre mucho por ellos. Ojalá que no dudemos nunca ni un segundo en acudir a ella porque no hay camino mejor para llegar a Jesús.

…….