Ya tenéis el boletín de esta semana, que podéis consultar, como siempre, en la sección de boletines (junto con los boletines pasados). También está actualizada la agenda para que podáis consultar en el calendario las actividades que se realizarán en la parroquia en las próximas semanas, incluida la semana Santa.

Os contamos también que hemos abierto una sección dedicada a Formación; de momento podéis consultar ahí el calendario completo de las conferencias de Aula San Germán, así como información del Curso de Métodos Naturales que tendrá lugar durante mayo en la parroquia.

Por último, os dejamos una reflexión de una doctora contra la selección genética de embriones que hemos encontrado en el blog Pensar por Libre:

Señor Director:
Acaba de comunicarse el nacimiento del primer bebé no portador de la mutación del gen BRCA 1 en España (y segundo en todo el mundo), hijo de una portadora de dicho gen, tras realizar una selección embrionaria. El BRCA1 confiere un riesgo mayor del habitual de padecer cáncer de mama y de ovario, de forma que, a los 70 años, en torno a un 60% de las portadoras tendrán cáncer de mama y un 40%, cáncer de ovario.
Tras aprobarse el caso de esta pareja en la Comisión Nacional de Reproducción Asistida, se obtuvieron in vitro nueve embriones, de los cuales seis evolucionaron adecuadamente. De éstos, se detectó la mutación genética en cuatro de ellos (por lo que se eliminaron), estando libres otros dos, que fueron transferidos al útero de su madre. Sólo uno de ellos pudo terminar el embarazo y nacer.
La “noticia buena” es que el bebé conseguido está libre de la mutación en cuestión (aunque no del riesgo de padecer cualquier tipo de cáncer). La “noticia mala” es que los otros embriones no han podido nacer porque venían con un “error de fábrica”: ser portadores del gen en cuestión.
Con dicha selección embrionaria no se cura de cáncer a nadie: sólo se seleccionan aquellos embriones sanos, eliminando los portadores. Éstos ni siquiera son enfermos, sino sanos con alto riesgo de desarrollar cáncer a lo largo de la vida.
¿Es esta selección embrionaria un claro avance en el tratamiento del cáncer? No parece. Con ella puede disminuir el tanto por ciento de pacientes con cáncer de mama y ovario; pero no porque se les cure, sino porque no se les deja nacer.
En las Unidades de Consejo Genético en Cáncer Familiar llevamos a cabo la identificación de las personas con riesgo familiar de cáncer, intentando detectar los portadores de mutaciones genéticas predisponentes. Asimismo se realiza un seguimiento estrecho de estas familias para una detección precoz del cáncer. También existe ya la posibilidad de realizar cirugías reductoras de riesgo (extirpación preventiva de las mamas y los ovarios), además de investigar en la prevención con determinados fármacos.
Se ha criticado extensamente la eugenesia llevada a cabo en determinados momentos de la historia, especialmente en la época nazi. Médicos sin escrúpulos se dedicaban a eliminar a seres humanos que no pasaban el control de calidad por diversas taras. ¿Podemos aceptar la eliminación de embriones enfermos? Es más, ¿puede la comunidad científica y la sociedad aprobar que se elimine a embriones sanos por el hecho de tener un alto riesgo de padecer cáncer a lo largo de su vida?

María Helena López de Ceballos Reyna

Especialista en Oncología Médica
Máster en Bioética
Hospital San Pedro de Alcántara. Cáceres