Tras la crisis se oculta el rostro de muchas personas concretas, y por eso, ahora más que nunca nuestra respuesta tiene que ser ejemplar. Por eso, este año, además de la clásica “operación kilo”, en la que la gente lleva la comida a la parroquia, hemos pensado que igual que hacen otras parroquias, podemos ir “puerta a puerta” pidiendo comida (si la montaña no va a Mahoma…).

Concretando, el Viernes 23 de 16:00 a 20:00, necesitamos que estéis allí, necesitamos que se lo digáis a todos los jóvenes de la parroquia, en especial a los de vuestro respectivo grupo; necesitamos muchas manos para abarcar todo el barrio, todos los supermercados, manos para colocar lo que llega, para conducir el coche que recoge lo que se va consiguiendo…. Necesitamos que todos estemos ahí, conspirando para que la Navidad sea otra cosa.

Haz clic en el cartel y mira donde puedes servir a quien más lo necesita.