Sede vacanteDesde las 20:00 de hoy, 28 de febrero de 2012 en la Iglesia estamos en un estado de Sede Vacante. Esto es, el periodo desde la muerte, o en este caso, renuncia del Pontífice hasta la elección del nuevo Papa en el cónclave, del que aún no sabemos la fecha. En este tiempo, del gobierno de la Iglesia se encargan el Cardenal Camarlengo, cargo que recae sobre Tarsicio Bertone, actual Secretario de Estado Vaticano, y el Colegio Cardenalicio.

Se formarán dos clases de congregaciones, una general, formada por todo el Colegio, que se encargará de los asuntos más importantes, y otra particular integrada por el camarlengo y por tres cardenales extraídos por sorteo, que se ocupará de los asuntos ordinarios, según precisa la Constitución Apostólica ‘Universi Domini Gregis’.

Estas reuniones, llamadas “preparatorias”, comenzarán el próximo lunes día 4 de Marzo a las 09:30.

Desde hoy, Benedicto XVI, que renuncia al pontificado, estará en Castelgandolfo hasta la elección del nuevo Papa, fecha en la que se trasladará a un convento que mandó construir el Papa Juan Pablo II dentro del mismo Estado Vaticano. Se le conocerá como Papa Emérito, se le seguira llamando Santidad, y conservará el nombre de Benedicto XVI, si bien hoy mismo ha prometido obediencia y reverencia al nuevo Papa, y la idea es que lleve una vida de oración oculta al público.

Como curiosidad, os dejamos el escudo del Vaticano durante este periodo de tiempo. Es esta imagen que ilustra el post.

 

Os dejamos también el vídeo con la despedida de Benedicto XVI desde el balcón de Castelgandolfo:
[iframe width=”560″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/4keDtYxsJxI?rel=0″ frameborder=”0″ allowfullscreen]

También el vídeo con sus palabras en español en su última audiencia general:

[iframe width=”560″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/-boz7pXUARg” frameborder=”0″ allowfullscreen]

Os invitamos a rezar tanto por Benedicto XVI como por esta etapa en la Iglesia, para que el Espíritu Santo ilumine a los cardenales en la elección de un nuevo Papa que trabaje, como Benedicto, por el bien de la Iglesia.