Recital coro 2013Os recordamos que este sábado 21 de diciembre, a las 21:30, podremos disfrutar del recital navideño del Coro de Jóvenes de San Germán en nuestro templo, un ámbito privilegiado que hoy es una realidad gracias a tantos parroquianos generosos que están financiando la rehabilitación a través de la suscripción mensual (imprescindible y necesaria).

 Una gran virtud de este recital es la variada sensibilidad hacia el acontecimiento de la Navidad que se aprecia en el repertorio. Las piezas no están cortadas por el mismo patrón antropológico (tampoco estético). En algunas canciones se contempla el misterio de la Navidad tal y como nos enseña la Iglesia, mientras que en otras se muestra una navidad (con “n” minúscula) alejada de la trascendencia y fundada en los buenos sentimientos seculares-invernales. El contraste es muy enriquecedor para quien está atento. En este sentido, se trata de un recital pensado para lanzarnos a la tarea de dialogar con nuestro tiempo. Es un recital para la nueva evangelización, pues en él se nos invita a dos cosas: por un lado, a profundizar en el misterio; y por otro, a conocer las inquietudes de aquellos que celebran la Navidad pero sin saber cuál es su fundamento. Para evangelizar hay que dialogar. Para dialogar hay que conocer al otro y saber acompañarle.

En el terreno de lo puramente musical (si es que eso existe) el recital del Coro de Jóvenes de San Germán ofrece: polifonía, desde el Adeste fideles hasta el Niño Dios d´amor herido; canciones tradicionales, entre las que destaca No la debemos dormir; villancicos de espíritu andino, como Niño Lindo; sonidos pop, Como en Belén, por ejemplo; versiones de villancicos clásicos inspiradas en recovers de lo más variados, como la Alegría Natal (“fa la, la, la, la”, ya sabéis); melodías con aires andaluces (Los campanilleros); armonías anglosajonas como Ven a Cantar; versiones poco conocidas de villancicos muy conocidos, entre las que destaca Gloria in excelsis Deo; rarezas culturales, como el Huayno de Navidad; y -como de costumbre- el machacón Popurrí de villancicos de toda la vida de Dios. También, por lo que cuentan, habrá algunas sorpresas con respecto al año pasado.
¡No faltéis!