HISTORIA DEL HERMANAMIENTO DE SAN GERMÁN CON NUESTRA SEÑORA DE LA ALTAGRACIA (PEDERNALES- REPÚBLICA DOMINICANA)

El primer contacto que tuvimos con la misión en Pedernales fue gracias a los padres dominicanos Fran y Germán, que estuvieron en nuestra parroquia mientras completaban sus estudios de Teología en Madrid.

El padre Germán nos habló de la Parroquia de Pedernales, donde había sido párroco, y nos animó fervientemente a ir.

Enrique y German

2006

Así que, después de mirar varias opciones, decidimos en ese verano de 2006 viajar a Dominicana; más concretamente a Pedernales en el suroeste del país, en la frontera con Haití. Fuimos 18 misioneros. Durante esa primera misión vivimos en la parroquia de la Altagracia. Ayudados por la gente de la parroquia, el seminarista Edbá, por las hermanas Mercedarias, y las consagradas Altagracianas, visitamos las casas compartiendo la palabra, ayudamos en las catequesis de los barrios, jugamos con los niños, visitamos a los presos de la cárcel…

 2006_2

2007

El padre Marcos nos volvió a acoger en la casa parroquial para una nueva misión.

A partir de este año, empezamos a llevar material escolar y medicinas básicas, para la gente más necesitada.

Seguimos ayudando en las actividades parroquiales durante el mes de agosto. Conocimos más profundamente a personas y los lugares de la misión. Como las lomas que son pequeños pueblos  , con una capilla dependiente de la parroquia. En todas hay pequeñas comunida.des con un catequista a la cabeza, nuestra misión animarles, acompañarles, celebrar con ellos la Eucaristía y algunos sacramentos. También como anécdota vivimos el paso del huracán Din por la isla.

En octubre de 2007 nombraron un nuevo párroco para Pedernales. El padre Antonio Fernández, misionero español que ya evangelizaba en Dominicana, fue enviado allí.

 2006_2

IMG_0112

 2008

En 2008 comenzamos la misión encomendándonos a la Virgen de la Altagracia, en el Santuario de Hyguey.

El padre Antonio instauró en la parroquia el plan dominicano de Evangelización, la Misión Continental, que prevee distintas etapas.

El primer paso es conocer la población católica del lugar. Por lo que visitábamos casa por casa, conociendo a las familias. Los dominicanos son muy acogedores, y esto nos facilitó la misión. A su vez, íbamos haciendo el censo en cada barrio.

Con el deseo de estar más cerca de la gente, empezamos a convivir por grupos en las lomas. Durante toda una semana, cada grupo atendía a la comunidad de la loma en que vivía, y se amoldaba a la forma de vida del lugar.

También dábamos clase a varios niños haitianos que vivían en la calle, y que habían sido acogidos en el recinto de la parroquia.

 Uno de los proyectos más ambiciosos, que se venía barajando en Pedernales, era la construcción de un centro nutricional, junto a la capilla del Divino Niño, en el barrio de Los Cayucos. La idea era poder acoger a niños con malnutrición y apoyarles en todo lo posible. Para apoyar este proyecto trabajamos durante el año para recaudar fondos.

Un huracán, y la tormenta tropical Fay, nos sorprendieron en la isla, sin causar daños importantes.

Los misioneros representamos el musical “Godspell” en la celebración del día de la diócesis de Barahona, a la que pertenece la misión de Pedernales.

 Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 17.53.08

IMG_3626

2009

El hermanamiento entre Pedernales y San Germán creció con las becas de estudio concedidas a algunos estudiantes dominicanos. Nos comprometimos a costear parte de los  gastos para que estos jóvenes pudieran estudiar en la capital dominicana.

Además de seguir con el censo y las visitas por las casas, volvimos a subir a las lomas.

Un acontecimiento en que pudimos participar fue la ordenación diaconal de Nico;  que era un seminarista que nos había acompañado en 2008 y 2009 en nuestra misión.

 A la vuelta de la misión, entendimos que la misión no se reducía a Pedernales, sino que deseábamos ser misioneros en Madrid. Por ello hicimos misión en la zona de la parroquia, en la cárcel, entre los más necesitados,…

 IMG_0015

2010

El 12 de enero de 2010 se produjo un gran terremoto en Haití, que destruyó gran parte del país. Nuestros hermanos dominicanos se pusieron manos a la obra para ayudarles en todo lo posible. Llegaron a fletar un barco con ayuda humanitaria de primera necesidad. También nosotros nos unimos a esta iniciativa, concienciando a todo San Germán.

Así, en verano conseguimos viajar hasta Jacmel, en Haití, para poder acompañar allí a nuestro hermanos en la fe. La situación era desoladora: casas derrumbadas, la universidad católica completamente agrietada, miles de familias en un campo de refugiados de la ONU… Toda ayuda era poca. Y su fe, muy grande.

 DSC_0211

2011

En el verano de 2011, la JMJ se celebró en Madrid. Por lo que se decidió que, en vez de ir a la misión, intentaríamos que algunos jóvenes vinieran a Madrid. Fue una alegría poder recibirles aquí, y vivir con ellos la JMJ.

Mientras tanto, seguimos nuestro compromiso y preocupación por la Evangelización en Pedernales, las becas, y los avances en la construcción del Centro Nutricional.

2012

Tras un año sin ir a la misión, en  2012 volvimos a ir a Pedernales.

La Misión Continental había avanzado hasta el punto de que ya había pequeñas comunidades en cada barrio. A día de hoy, se reúnen semanalmente en las casa-misión, acompañados por un misionero de la propia comunidad, formado para ello.

Gracias a los primeros pasos de las visitas casa por casa, ahora podíamos ver los primeros frutos.

De nuevo, tuvimos ocasión de ir a vivir a las lomas; a las fiestas patronales de Aguas Negras del 15 de agosto, dedicadas a la Virgen; de celebrar varios bautizos comunitarios de gran cantidad de niños…

Y pudimos volver a visitar Jacmel, en Haití, que seguía muy afectada por las consecuencias del terremoto. Habían pasado dos años, y todavía no se había reconstruido casi nada.

Por otro lado, el Centro Nutricional estaba en su última fase. Y antes de irnos, pudimos darle la primera capa de pintura entre todos los misioneros.

IMG_7112

pedernales (384) - copia

2013

El 9 de enero de 2013, con gran alegría, se inauguraba el Centro Nutricional, después de tantas vicisitudes.

Así que durante ese verano pudimos disfrutar allí de los juegos con los niños, y del todo el trabajo que se realiza allí con ellos: se les enseñan cosas básicas, comen allí en dos turnos, vigilan su salud y nutrición…

Nuestro compromiso con el Centro Nutricional no termina aquí, sino que sigue vigente, porque necesita anualmente de fondos para poder dar de comer a los niños y trabajar con sus familias, pagar la luz, el agua, mantenimiento técnico y profesional del Centro…

A su vez este año se emprendió un nuevo proyecto de una escuela que construía el gobierno pero que iba a ser dirigida  por la parroquia, a cargo de  las hermanas Mercedarias.

pedernales13 (71)

pedernales13 (79)

2014

En 2014 el padre Antonio regresó a España, por lo que en agosto nombraron párroco de Pedernales al padre Milton, dominicano nacido en esta misma ciudad.

Pudimos disfrutar de la puesta en marcha de la escuela parroquial, que agradeció mucho los libros infantiles que les llevamos.

En la loma de Ávila vimos la Capilla casi terminada.

También tuvimos la suerte de ver ingresar en el Seminario de Barahona a Metheluz, uno de los catequistas con los que habíamos compartido la misión otros años.

En Barahona ayudamos durante una semana al padre Nico, en la misión que realiza desde su extensa parroquia.

En el Centro Nutricional hemos visto la posibilidad de apoyar con algún proyecto educativo de tiempo libre, para el mes que estemos allí.

 mision14 (389)

A lo largo de estos años, algunos misioneros han tenido la suerte de poder ayudar durante varios meses consecutivos a la parroquia de Nuestra Señora de la Altagracia de Pedernales.

Esperamos que este hermanamiento entre la parroquia de Nuestra Señora de la Altagracia en Pedernales, y la parroquia de San Germán de Constantinopla en Madrid, continúe con vuestro apoyo, y siga dando fruto.