Ayer, 13 de mayo, memoria de la Virgen de Fátima falleció la abuela del P. Jesús Trullenque. Ella siempre había pedido morir en paz, fortalecida por la Santa Unción y de la mano de su nieto sacerdote; y el Señor se lo concedió. El P. Jesus llegó justo a tiempo para administrarle los sacramentos y ante Dios hacer la recomendación de su alma. Descanse en paz.  Hoy la llevan al Tanatorio de San Isidro (Paseo del 15 de mayo) y se celebrará la “Santa Misa de cuerpo presente”  a las 19.30.